El Govern ha dejado tiradas a las familias con hijos con problemas de discapacidad al haber acordado el inicio de las clases en septiembre. No han pensado alternativas y han dejado a las familias al borde de la desesperación.

  • El Govern ha dejado tiradas a las familias con hijos con problemas de discapacidad al haber acordado el inicio de las clases en septiembre. No han pensado alternativas y han dejado a las familias al borde de la desesperación.
  • Los hijos con trastorno autista necesitan de unas rutinas y unas dinámicas que es muy difícil llevar a cabo en el hogar familiar sin tener personal especializado.
  • Desde VOX Menorca solicitamos al Govern alternativas de conciliación para las familias con hijos discapacitados. Si es cierto lo que dicen que en esta crisis nadie puede quedar atrás, pues que se apliquen sus propias palabras y lo cumplan.

La decisión del Govern de finalizar el curso 2019-2020 e iniciar las clases en septiembre ha dejado a muchas familias en una difícil situación para conciliar la vida laboral con la familiar. El problema se acentúa en el caso de familias con hijos con discapacidad y en especial las que tienen hijos con trastorno autista, que necesitan un tratamiento muy específico y unas rutinas que el confinamiento ha paralizado y que es absolutamente imprescindible recuperar.

“No dudamos que hay motivos sanitarios que justifican el no volver a las aulas hasta septiembre, sin embargo, entendemos que el Govern debería haber previsto una alternativa para los padres que no pueden estar con sus hijos en casa y, en especial, para aquellas familias con hijos con problemas de discapacidad física y psíquica. Desde VOX pedimos al Govern que busque una solución para la conciliación, ya sean permisos, flexibilidad horaria para padres, o que piense en establecer servicios de cuidadores para estos niños con alta afectación y dependencia”, ha dicho el coordinador insular de VOX Menorca.

Para niños con autismo es fundamental adquirir unos hábitos y unas rutinas. El confinamiento en casa de estos niños ha provocado que hayan perdido estos hábitos y se haya perdido todo el trabajo de todos los años anteriores. La pérdida de estos meses y lo que se va a perder hasta septiembre puede repercutir muchísimo en su evolución. A algunos niños autistas esta nueva situación les provoca ansiedad y momentos de gran agresividad y los padres no saben como resolver.

VOX Menorca pide al Govern que estas familias tengan un servicio de acompañamiento, para recuperar al menos las terapias individuales, que con el parón del confinamiento se han perdido. Si los dos meses de arresto domiciliario han sido dramáticos para estos niños, la perspectiva de alargar esta situación hasta septiembre es un auténtico jarro de agua fría para estas familias. 

“Hemos de ayudar a estas familias. Han hecho un esfuerzo enorme en estos dos meses de confinamiento y ahora toca darles un descanso. El Govern tiene la obligación de encontrar una solución para estas familias. De hecho, si uno de los latiguillos de la presidenta Armengol es que de ésta saldremos todos juntos y que no se va a dejar a nadie atrás, ahora tienen la oportunidad de demostrarlo. No dejen atrás a estos niños ni a estas familias”, ha dicho para concluir Antoni Camps.