Idoia Ribas censura la política del Gobierno balear de “violencia de género”: “enfrentan a la población en función de lo que tiene entre las piernas o de su orientación sexual”

Según el Consejo General del Poder Judicial, Baleares es la Comunidad Autónoma con mayor porcentaje de víctimas de la llamada “violencia de género”, con 23 mujeres por cada 10.000 habitantes, muy por encima de la media nacional que es de 16. La diputada del Grupo Parlamentario de VOX Baleares, ha preguntado en el Pleno de este martes qué medidas se están tomando al respecto desde el Gobierno balear.

Ribas ha señalado a la consellera de Presidencia, Pilar Costa, que las estadísticas no recogen a las mujeres víctimas de violencia a manos de sus parejas lesbianas y tampoco a los hombres que la sufren a manos de sus parejas, ya sean heterosexuales u homosexuales. Por ello ha considerado la política del Tripartito “una degradación moral y absoluta del deber de los poderes públicos de servir a todos los ciudadanos en igualdad de condiciones, ya sean hombres, mujeres, homosexuales o heterosexuales (…) no sólo no se está protegiendo en condiciones de igualdad a todos los ciudadanos, independientemente de su sexo u orientación sexual, sino que además el número de víctimas no hace más que aumentar”.

La diputada ha calificado de “sinsentido” que en nuestro Código Penal se recoja un delito que sólo se aplica si el que lo comete es un hombre heterosexual, que es el delito de violencia de género. Ha asegurado que “no está sirviendo en absoluto para frenar estos delitos ya que destinamos menos garantías y recursos a las víctimas que padecen la violencia en sus hogares en el resto de casos. Hablo de hombres, niños, niñas, ancianos o ancianas que son víctimas de agresiones, hostigamiento y que incluso llegan a ser víctimas mortales a manos de sus familiares”.

Ha censurado lo que considerado una lucha “que enfrenta a la población en función de lo que tiene entre las piernas o en función de su orientación sexual, no les importa lo más mínimo que se trate a las víctimas de forma discriminatoria (…) no se escuden en porcentajes de mujeres víctimas en comparación con hombres, niños o ancianos: los delitos no se persiguen en función de porcentajes, deben perseguirse todos y cada uno de ellos con el mismo ahínco”.

Ha abogado para que el Gobierno balear deje de malgastar en “chiringuitos que no sirven para nada” y en su lugar se promuevan políticas efectivas que protejan a todos por igual, instando a dotar de más recursos a la Policía Nacional y a la Guardia Civil para que “nos protejan a todos más y mejor y en condiciones de igualdad”.