JORGE CAMPOS: "EL PACTE DE FRANCINA ARMENGOL CONTINÚA CON SU CACERÍA PARA DESTERRAR EL ESPAÑOL"

Hoy hemos sabido que el Gobierno balear va a destinar casi tres millones de euros para seguir con la imposición del catalán. Derrochar ese dinero con el único fin de desterrar el español es una medida partidista y muy irresponsable no sólo porque va en contra de los derechos lingüísticos de los ciudadanos sino porque también va en contra de los niños que están estudiando en barracones y no en aulas. "Una vez más Armengol demuestra de qué pasta está hecha. No hay dinero para lo que no quiere, para imponer el catalán y contentar a los separatistas sí hay. No sé de qué gobierno de la gente habla Armengol, será de los catalanistas" ha dicho el diputado autonómico de VOX, Jorge Campos.

Regar con tres millones de euros las políticas de anormalización lingüística de imposición del catalán estándar, puesto que no se destina ni un euro para el mallorquín, menorquín e ibicenco, no es la única medida que planea el Pacte. "Van a aprobar por decreto la puesta en marcha de la Oficina de Derechos Lingüísticos. Se trata de una petición expresa de la Obra Cultural Balear y viendo quiénes son los promotores ya sabemos cuáles son los objetivos: perseguir a quienes hablen español. Con dinero público crean un chiringuito para pisotear y delatar a quienes no se plieguen a los deseos lingüísticos de Armengol. Servirá también para inventar historietas falsas como aquella de la trabajadora de Aena que dijo ser discriminada por hablar en catalán" ha dicho Campos.

Otra de las medidas del Gobierno balear es continuar subvencionando a los medios de comunicación en catalán. Jorge Campos opina que " se trata de una medida injusta, de nuevo, con dinero del erario público. Se trata de una medida discriminatoria y más si tenemos en cuenta la nula influencia que tienen esos medios, que son seguidos por cuatro gatos".

Por último Armengol va a seguir contratando "dinamizadores" lingüísticos o, como cree VOX, comisarios lingüísticos. "Son personas que vigilan y persiguen el uso del catalán. El riesgo es que delaten y denuncien a los ciudadanos que, con la ley en la mano, hacen uso del español. Armengol lo puede vender como le dé la gana pero la realidad se impone. No quiere fomentar el catalán, quiere imponerlo y pisotear y destruir el español conculcando incluso la Constitución" ha afirmado el líder de VOX en Baleares, Jorge Campos.