La presidenta socialista de Baleares, Francina Armengol, rechaza la Constitución y vota en contra de las palabras del Rey

“El Parlamento de las Islas Baleares insta al Gobierno de las Islas Baleares a comprometerse con los intereses generales, la unidad y permanencia de España, respetar el orden constitucional y la democracia, asegurar el normal funcionamiento de las instituciones y la vigencia del Estado de derecho, basados en la Constitución y en el Estatuto de Autonomía”. Este el texto de una moción presentada por el Grupo parlamentario de VOX este martes en el Pleno y que ha sido rechazada con el voto en contra de los grupos parlamentarios de PSIB-PSOE, Més per Mallorca, Podemos (los tres socios del Ejecutivo de la socialista Armengol).

Los grupos han votado en contra de una moción que recoge textualmente las palabras del Rey Felipe VI en su discurso televisado el 3 de octubre 2017 a la nación tras la intentona golpista en Cataluña. “Los socialistas votan en contra de lo que dijo el Rey cuando tuvo que salir al paso para defender la Constitución que en estos días celebramos. El Gobierno balear, el Partido Socialista, ha votado en contra de defender la Constitución, ha demostrado que va de la mano de los que quieren trasladar a las Islas el conflicto violento y separatista”, ha reprochado Campos al PSIB-PSOE.

Ha añadido que “aquí hay partidos que defienden la vulneración del Estado derecho. No venimos a apropiarnos de la Constitución, venimos a sumar. Estamos ante una encrucijada entre el régimen constitucional y los que quieren acabar con él para implantar repúblicas totalitarias”.

El diputado y portavoz Jorge Campos ha defendido la moción ya que “las amenazas a las que no enfrentamos requieren de un posicionamiento claro en favor de nuestro texto constitucional. Los ciudadanos no perdonarían que sus representantes políticos no estén a la altura de las actuales complicadas circunstancias”.

Todo esto ha sucedido ante el fracaso del anunciado a bombo y platillo cordón sanitario que pretendía imponer Més per Mallorca a VOX en el Parlamento. Al respecto, Campos ha manifestado que “este intento de cordón sanitario demuestra lo que es Més, un partido que no cree en la democracia y en el pluralismo político. Es el más claro ejemplo de que los partidos separatistas que quieren acabar con nuestro régimen democrático deberían ser ilegalizados”.

Més per Mallorca obtuvo 18.206 votos en Baleares el pasado 10N frente a los 77.306 de VOX, que además consiguió dos diputados en el Congreso (Més per Mallorca ninguno).