SANDRA BARCELÓ: “QUE EL ALCALDE IGNORE POR SISTEMA A VECINOS, EMPRESARIOS Y QUE SE NIEGUE A ARREGLAR LAS COSAS MÁS SENCILLAS NOS HACE DUDAR DE SU CAPACIDAD DE LIDERAZGO”

La semana pasada el grupo municipal VOX visitó la barriada del Coll d’en Rabassa. Los vecinos transmitieron sus quejas, quejas que llevan años haciendo llegar al EG y, como en la mayoría por no decir todos los casos, no acaban de ser atendidas. “ 8 años esperando la reparación del muro”, es lo que afirmaron los vecinos de la zona. Mientras, dicho muro se ha ido degradando. La regidora de Infraestructuras, Angélica Pastor, anunció el pasado noviembre que empezaría la reparación del muro que contempla la reconstrucción de unos 100 metros. A día de hoy no han empezado esas obras tan necesarias.

Otro tema importante y que, en este caso, afecta a Ciudad Jardín es el parque de deporte al aire libre. La mayoría de las máquinas las han quitado y no las han repuesto. Mucha gente y especialmente personas mayores, las usan a diario y, sobre todo, el fin de semana. Los vecinos de la zona también aseguraron que la Torre d’en Pau está totalmente abandonada y deteriorada. “Ante esta lamentable situación pedimos al alcalde que se ponga manos a la obra, que escuche las quejas de los vecinos y solucione estas problemáticas”, ha dicho la concejal de VOX Sandra Barceló.

Vox Palma también lamenta las decisiones que está adoptando el actual equipo de gobierno en relación a los mercados municipales, el pequeño comercio y la movilidad, que están desagradando a vecinos y empresarios. “El primer error del Pacte en esta materia fue dejar morir el Mercado del Camp Redó pese a la oposición de los residentes en la zona y sin tener en cuenta las necesidades de la barriada. Evidentemente no aprendieron de ese primer error y lo están multiplicando. Han cerrado las Galerías de la Plaza Mayor sin dar una solución a quienes allí tenían un negocio y a quienes allí compraban a diario. Esta misma semana nos hemos reunido con vecinos de la plaza del Mercado del Olivar. Están indignados con el Consistorio, que quiere cambiar la movilidad de la zona modificando el tránsito rodado y los sentidos de circulación en la Plaza del Olivar y calles de las inmediaciones así como eliminar un carril. Estas propuestas no están siendo bien acogidas por los vecinos y comerciantes. Recordemos que en el Mercado del Olivar hay 110 negocios instalados que dan trabajo directo a más de 400 personas además de ayudar a todo el entorno comercial” ha dicho la concejal de VOX Sandra Barceló.

VOX Palma pide al equipo de gobierno del Ayuntamiento de reflexione sobre sus actuaciones. La semana pasada fueron los vecinos y comerciantes del mercado de Pere Garau quienes dieron la voz de alarma por la intención que tiene el Consistorio de peatonalizar la zona. También la semana pasada la empresa concesionaria del matadero de Palma anunció que se verán obligados a cerrar si Cort no les otorga los 150.000 euros que necesita para paliar el déficit que genera el matadero, una subvención que el que fuera alcalde, Antoni Noguera, se comprometió a pagar pero que no ha sido abonada.

VOX cree que dirigir en contra de los deseos de los ciudadanos es contraproducente para la ciudad y para el propio equipo de gobierno liderado por el alcalde, José Hila. Estar de espaldas a las necesidades de la gente y los empresarios les pasará factura a ellos pero también a la economía. Es totalmente incongruente que se alcen en defensores del pequeño comercio y del producto local cuando lo están matando. No defienden el producto de las islas y no defienden a los productores ni a los pequeños empresarios. Cerrando los mercados municipales están obligando a la gente a coger un coche y acudir a las grandes superficies. “Peatonalizar las zonas en las que se encuentran mercados y pequeños comercios desemboca en que la gente opte por ir a zonas en las que pueden acceder con su coche y aparcarlo. Creemos, al igual que las partes afectadas, que los planes del Ayuntamiento no tienen ningún sentido” ha dicho Barceló.