VOX advierte del riesgo: “llegan en patera y los dejan sueltos por la calles sin saber quienes son”

VOX Baleares ha alertado del riesgo que supone dejar en libertad a los inmigrantes que llegan a las Islas de forma ilegal. Si hace unas semanas el coordinador de VOX Menorca, Toni Camps, denunciada que ocho inmigrantes llegados en patera habían quedado en la calle, ahora la situación se ha vuelto a repetir en Mallorca. Al menos una decena de los llegados la semana pasada a la isla en patera han quedado en libertad tal y como demuestran las fotografías a las que ha tenido acceso VOX y que también han aparecido en prensa. Los ilegales han quedado libres y sin ningún control frente a la comisaría de la Policía Nacional del Paseo Mallorca.

La saturación de los CITES de la península conlleva que los inmigrantes que llegan sin ningún control a las Islas acaben deambulando por la calle. El diputado y portavoz del Grupo de VOX en el Parlamento de las Islas Baleares, Jorge Campos, ha señalado que “en estos momentos tenemos decenas de inmigrantes ilegales, que no sabemos quienes son ni que pretensiones tienen, deambulando por nuestras calles, por nuestros pueblos… pueden ser ingenieros físico-nucleares, o violadores; pueden ser grandes abogado o pederastas; pueden ser arquitectos o asesinos. No lo sabemos, no sabemos nada. Estos inmigrantes proporcionan un nombre, que puede ser cierto o no, y quedan en libertad por falta de instalaciones o porque ya están llenas”.

Ha insistido en que desde VOX se recibe “con los brazos abiertos” a la inmigración legal, la que viene a trabajar, la que paga sus impuestos, la que se integra en nuestra sociedad.

Esta situación es especialmente preocupante cuando la Fiscalía General del Estado en su memoria del 2018 ha advertido del incremento espectacular de menores en patera, un 200% respecto a 2017, dejando claro que no hay capacidad de recepción y asistencia. El Ministerio del Interior ha informado que Baleares ha registrado la mayor tasa de criminalidad en España durante los últimos 12 meses con 68,4 infracciones penales por cada 1.000 habitantes censados en la comunidad y se coloca muy por encima de la media nacional que se sitúa en 46,6 infracciones por cada 1.000 habitantes. Según los datos oficiales del Ministerio del Interior correspondientes al año 2018, los delitos contra la libertad sexual se han incrementado el 20,9 por ciento, las violaciones se han incrementado un 33, 3 por ciento. y los delitos relacionados con el tráfico de drogas han aumentado el 51,9 por ciento. Y todo ello cuando España continúa en Nivel 4 Alto de Alerta Antiterrorista.

Campos ha recordado que “desde VOX, tanto en el Ayuntamiento de Palma como en el de Calviá, hemos hecho propuestas para que la Policía Local elabore de forma periódica informes sobre la nacionalidad y estatus residencial de los detenidos por delincuencia. Debemos recordar que las estadísticas del Ministerio del Interior no ofrecen esos datos. Por ello se nos ha tildado de xenófobos racistas, cuando lo único que queremos es obtener información. No estaría mal que todos los que nos llaman racistas se lo dijeran también al sindicato CSIF de la Guardia Urbana de Barcelona que ha divulgado informes de la propia Guardia Urbana y de los Mossos en los que se recoge que el 80 por ciento de los delincuentes de Barcelona son extranjeros. ¿Alguien se va a atrever a llamar racista al sindicato CSIF?”.