VOX Calviá denuncia “un catastrazo” y “afán recaudatorio” del Ayuntamiento y exige devolver el IBI retroactivo cobrado desde 2013

VOX Calviá ha exigido al Ayuntamiento del municipio que devuelva a los contribuyentes el IBI cobrado más allá del plazo legal máximo que establece una retroactividad de cuatro años. El consistorio ha cobrado a los ciudadanos una revisión que llega hasta el año 2013. Por ello VOX elevará al próximo pleno del 26 de septiembre una propuesta de acuerdo para dar marcha atrás a “una decisión arbitraria, injusta y que no cumple la ley. El Ayuntamiento no puede cobrar la revisión catastral desde el año 2013”. La regidora Esperanza Catalá ha asegurado que “se trata de una medida recaudatoria que además se ha retrasado para que no coincidiera con la elecciones autonómicas”.

Los vecinos de Calviá están recibiendo de forma generalizada liquidaciones del IBI con carácter retroactivo desde el ejercicio 2013. La Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, en su artículo 66 establece que prescribirá a los cuatro años el derecho de la Administración para determinar la deuda tributaria mediante la oportuna liquidación. El pasado día 30 de agosto, VOX Calviá registró una pregunta con solicitud de respuesta escrita en relación con la revisión catastral efectuada en el municipio y las liquidaciones practicadas con carácter retroactivo a los inmuebles afectados, solicitud que fue denegada. El Ayuntamiento se ha negado a aclarar a cuántos vecinos se ha aplicado la revisión, cuánto se les ha cobrado y, lo que es más grave, en qué normativa se ampara para aplicar una retroactividad que llega a los seis años. Catalá ha criticado que “el alcalde socialista Alfonso Rodríguez sigue operando en la más absoluta opacidad, ocultando lo que hace y sin dar explicaciones de un catastrazo que no es más que meter la mano en el bolsillo de los calvianers para conseguir más dinero”.

Ante el oscurantismo de Rodríguez, la propuesta se ha elevado al Pleno en base a la Ley. Los tipos de gravamen del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) deben ser los previstos en el artículo 72 del Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, donde se establece un mínimo legal que es inferior al que aplica actualmente el Ayuntamiento de Calviá, a pesar de cerrar sus presupuestos con superávit desde hace años. Catalá ha señalado que “el IBI que soportan los ciudadanos de Calviá, dado el valor catastral de los inmuebles, es muy superior al de otros municipios de la Isla. Además el Ayuntamiento es insaciable, sigue exprimiendo a los vecinos a pesar de tener las cuentas en superávit”

Por todo ello se insta al Ayuntamiento a devolver las liquidaciones de IBI indebidamente practicadas, incumpliendo el plazo legal de prescripción de 4 años; comunicar a los grupos municipales el número de inmuebles afectados por la revisión catastral aplicada, así como el importe total recaudado a consecuencia de dicha revisión catastral; y rebajar del tipo general del IBI hasta el mínimo legal.