VOX denuncia un “traje a medida” de 51,6 millones de euros a Mediapro en IB3 mientras se recorta presupuesto a las productoras locales

“Armengol ha convertido IB3 en el coto privado de Jaume Roures. Le ha hecho un traje a medida de 51 millones de euros en las bases del concurso de Informativos de la radiotelevisión pública. Y con esta mangarrufa descarada que nadie entiende va a perpetuar el despilfarro. Es casi imposible que las productoras de Baleares puedan optar al concurso. Todo se lo lleva Roures mientras las empresas de las Islas cada vez cuentan con menos presupuesto de IB3”. Así de contundente se ha mostrado el diputado portavoz de VOX en el Parlamento de las Islas Baleares, Jorge Campos, al conocerse el pliego de condiciones por el que IB3 licita el contrato de informativos, 51,6 millones de euros por un periodo de tiempo que puede prorrogarse hasta cinco años y nueve meses.

El pliego de condiciones deja de facto al margen a las productoras de las Islas Baleares al establecer unos requisitos inasumibles. Así por ejemplo se exige un volumen previo de negocio de más de 8 millones de euros en la prestación de servicios de informativos: “Relación de los principales suministros y servicios iguales o equivalentes al objeto de este contrato, efectuados durante los tres (3) últimos años avalados por certificados de buena ejecución. El licitador debe haber realizado, de forma acumulada, durante los tres (3) últimos años, proyectos de igual o similar naturaleza al que constituyen el objeto de la licitación, por un importe igual o superior a 8.390.958 euros”. Esta condición, considerada por VOX como “draconiana”, pone en bandeja la licitación en favor del actual adjudicatario, Liquid Media SLU, empresa filial del grupo Mediapro de Jaume Roures.

Campos ha asegurado que “no es nueva nuestra opinión sobre la necesidad de cerrar IB3, una radiotelevisión de extrema irrelevancia que no ha conectado con el pueblo. Pero no es menos cierto es que mientras siga en marcha, y así lo dijimos en nuestro programa electoral, al menos debe cumplir con su papel dinamizador del sector audiovisual. La gestión del director Andreu Manresa al dictado de la presidenta Francina Armengol ha condenado IB3 a sus niveles más bajos de audiencia y a convertirse en un mero vehículo para el enriquecimiento de Jaume Roures. Sus productoras cada vez facturan más dinero mientras las de las Islas ven como se les recortan presupuestos y formatos dejándolas sin opciones. Creemos en otro modelo para impulsar el sector audiovisual balear. Hasta que llegue la hora del cambio, estaremos con nuestras productoras, no con los que vienen a saquear las arcas públicas”.