VOX Palma pide a Més y a Cort que apliquen el código ético a Neus Truyol por su imputación en los vertidos de Emaya

El Grupo de VOX en el Ayuntamiento de Palma ha solicitado a Més per Mallorca que actúe en consecuencia a su propio código ético de forma inmediata ante la imputación de Neus Truyol en el caso de los vertidos de Emaya. El juez instructor, a instancias de la Fiscalía de Medio Ambiente de Baleares, ha imputado a la expresidenta de Emaya y actual regidora de Modelo de Ciudad, Neus Truyol, por un presunto delito medioambiental y otro de malversación de fondos por su gestión de los vertidos de aguas.

Fulgencio Coll, portavoz de VOX en Cort, ha señalado que “Més debe aplicar el punto 15 de su código ético. Aquí no valen excusas de si Truyol ha sido imputada por corrupción política o no. Si entienden que una acusación de malversación de fondos públicos no es corrupción, en Més tienen un serio problema. O no se enteran de nada o no se quieren enterar”.

El punto 15 del código ético de Més per Mallorca reza textualmente: “Los cargos de Més que estén imputados por corrupción o por algún otro delito que vaya contra el ideario de la organización habrán de poner su cargo a disposición de Més”. Al respecto, Coll se ha reafirmado en que “ellos odian la judicializacion de la política pero cada vez es más necesario un control judicial de la gestión que raya muchas veces en lo delictivo. Esperamos que Més y Cort activen la comisión para la aplicación del código ético de forma inmediata. Neus Truyol debe cumplir también con el artículo 5 del código ético de Més y dar explicaciones”. Dicho artículo fija que los cargos del partido ·deben responder ante la ciudadanía y los medios de comunicación”.

En cuanto al Código de Buen Gobierno Local de la FEMP (Federación Española de Municipios y Provincias) al que Cort se ha adherido, debería contemplarse el punto en el que se exige la asunción de responsabilidades sin que puedan derivarse las consecuencias de las mismas a los subordinados: “Asumirán la responsabilidad en todo momento de las decisiones y actuaciones propias y de los organismos que dirigen, sin derivarla hacia sus subordinados sin causa objetiva y sin perjuicio de otras que fueran exigibles legalmente”.

Desde VOX Palma (respetando la presunción de inocencia como no ha hecho Més en otros casos) se ha insistido en pedir respeto y confianza en la Justicia y al procedimiento abierto y que se constituya la comisión de seguimiento del Código Ético. De la misma manera, se ha apuntado que la problemática de los vertidos lleva sin solución desde hace años, siendo un problema que trasciende a la gestión de Truyol y que es transversal a oras instituciones por lo que se ha pedido al Gobierno balear, al Consell de Mallorca y al Ayuntamiento de Palma que se impliquen de forma decisiva en solucionar estos graves problemas medioambientales. Coll se ha preguntado “¿qué hubiesen hecho ellos de estar en la oposición?, sin duda habrían convertido la imputación en un escándalo político”.

Cabe recordar que la Unión Europea multó al Gobierno de España en julio del año pasado por la deficiente gestión en la depuración de aguas y los vertidos a mares y ríos. 12 millones de euros de multa más un extra de penalización de casi 11 millones semestrales a contar desde 2011 por los continuos retrasos en la puesta en marcha de estaciones depuradoras. Por otra parte el Gobierno balear cuenta con la recaudación íntegra del canon de saneamiento de aguas, ya que se trata de un impuesto propio de la comunidad autónoma, y de los fondos de la ecotasa que supuestamente se deben invertir en infraestructuras. Sin embargo, todo se reduce, tal y como figura en los Acuerdos de Gobernabilidad de Bellver, en exigir dinero a Madrid para depuradoras. Coll ha lamentado que “la indudablemente nefasta gestión del dinero público haya convertido en crónico un problema que afecta a la salud de los ciudadanos. Los de antes y los que ahora enarbolan la bandera del ecologismo urbanita no han hecho nada por el medio ambiente. La culpa es siempre de los turistas, de los navegantes, de los cruceros... De su incapacidad para ponerse manos a la obra y actuar, callan”.