VOX PALMA PIDE AL PACTO DE CORT QUE DEJE DE UTILIZAR A LAS MUJERES MALTRATADAS PARA HACER PROPAGANDA

VOX Palma ha denunciado la utilización partidista e ideológica del tripartito PSIB-PSOE, Més y Podemos de Cort. Por ello, no se adherirá al Pacto contra la Violencia de Género que el equipo de gobierno solicitará en el pleno de este mes de septiembre ya que “incide en errores ya repetidos para convertirse en un vehículo ideológico al servicio de algunos políticos y que no contribuye a solucionar el problema”. Así lo ha manifestado la regidora de VOX en Palma, Montse Amat que ha pedido a Cort que “deje de hacer propaganda ideológica, no todo vale en política. Dicen defender a las mujeres cuando sólo las utilizan para su propaganda”.

Amat ha explicado que la violencia contra las mujeres, tanto su prevención como su erradicación, es “inherente e inseparable de la que se ejerce en el ámbito familiar”. La regidora ha reafirmado el compromiso ante la “imperiosa necesidad de mantener la igualdad ante la Ley sin discriminación alguna por razón de sexo, religión, edad o de cualquier otro tipo”. “Ese es el pilar de nuestro Estado de Derecho”, ha apostillado.

Ha reiterado que la “utilización ideológica de la mujer que se quiere hacer desde Cort” no puede ocultar la realidad: “ya sé que nos llamarán de todo, pero no pueden hacernos creer lo que no es. Sí, la violencia contra la mujer es una lacra social, como lo es la que se da entre padres e hijos, con los abuelos... Por eso VOX impulsa una ley que reconozca y sea dura con la violencia intrafamiliar en todos los casos, sea quien sea la víctima. Somos nosotros los que proponemos penas más duras para violadores y asesinos. Eso es lo que decimos en lugar de querer hacer propaganda y querer sacar tajada política de la desgracia de las mujeres maltratadas y asesinadas”.

Amat ha recalcado que la Ley de Violencia de Género no ha solucionado el problema a pesar de “criminalizar al hombre por el hecho de serlo, rompiendo con la presunción de inocencia y con la igualdad de las personas”. La regidora ha concluido que “el Pacto puede seguir con sus experimentos de ingeniería social para intentar imponer su ideología. En Palma nos van a encontrar para poner freno a sus falacias. Nadie va a defender más a las mujeres maltratadas que nosotros. Es un asunto demasiado serio como para arrogarse la exclusividad moral que pretende la izquierda”.