VOX pide por escrito al Gobierno balear el número de MENA registrados en las Islas y una relación de los centros en los que se les atiende.

Idoia Ribas, diputada de VOX en el Parlamento de las Islas Baleares, ha registrado una serie de preguntas con solicitud de respuesta por escrito dirigidas al Ejecutivo de Francina Armengol sobre los Menores Extranjeros No Acompañados (MENA). El Gobierno balear debe informar del número de MENA registrados en las Islas así como facilitar una relación de los centros de acogida y del número de plazas disponibles.

Ribas ha manifestado que “la situación de los MENA en Baleares es preocupante con el agravante de que algunos de ellos no son inmigrantes dispuestos a integrarse en la sociedad, sino jóvenes conflictivos. Pero no solo eso, los menores en las calles sin vínculos familiares se hallan a merced de las mafias dedicadas al narcotráfico y la prostitución. El Gobierno balear debe explicar qué medidas se están tomando al respecto”.

VOX pide que se dé a conocer el criterio que se ha seguido para la distribución de los MENA y cuáles son en la actualidad los centros de acogida y qué capacidad tienen. Al respecto, el portavoz parlamentario, Jorge Campos, ha señalado que, en virtud del Protocolo Marco de MENA (BOE del 16 de julio de 2014), la entidad responsable de menores debe comunicar los datos de los MENA a la Delegación del Gobierno. Campos pide “una mayor transparencia de cara a conocer la dimensión de un problema que afecta a menores de edad”. Ha explicado que la información y las acciones deben ser claras en alusión al punto quinto de la exposición del Protocolo Marco que textualmente reza así: “La política sobre menores extranjeros no acompañados debe estar orientada al retorno del menor a su país de origen, bien con su familia bien en un centro de acogida de menores de su país, como solución duradera y siempre que ello constituya el interés superior del menor”.

Campos ha matizado que “ya sabemos que nos llamarán racistas, xenófobos... La izquierda no puede ignorar el problema de los MENA y camuflarlo con un barniz de solidaridad y papeles para todos. Es un hecho que la situación de marginalidad en la que malviven los MENA en las calles conduce a situaciones de inseguridad y delincuencia. Y por otra parte, esos mismos menores son víctimas de su situación. Resulta una paradoja cruel que la permisividad con los MENA acabe abocándolos al delito o a ser víctimas de las mafias”. Un ejemplo del problema es la brutal paliza a un joven de 16 años por defender a su hermana de 14 de una agresión sexual en la Playa de Palma. Tal y como ha relatado el padre de los hermanos los agresores serían “una veintena de marroquíes”.

“Por otra parte, cuando se habla de eso que algunos llaman justicia social se olvidan realidades dolorosas. En España hay pensiones de viudedad de 426 euros al mes, mientras que un MENA ocasiona un gasto mensual medio de 664 euros más los derivados de su alojamiento y manutención. Algo está fallando en nuestro sistema. Una cosa es acoger a inmigrantes por razones humanitarias y otra es quedarse con los menores que sus países de origen ignoran porque les va muy bien que aquí les solventemos sus problemas”, ha concluido Campos.