VOX registra 200 preguntas para que Armengol explique cómo va a pagar sus promesas electorales

El Grupo de VOX en el Parlamento de las Islas Baleares ha registrado una batería de 200 preguntas con solicitud de respuesta por escrito al Gobierno presidido por Francina Armengol. Se trata de, según ha señalado el diputado y portavoz Jorge Campos, “aclarar cómo piensa el tripartito desarrollar los acuerdo de gobernabilidad, los llamados Acuerdos de Bellver. Nos han vendido una recopilación de buenas intenciones y palabrería vacía. Queremos que expliquen a los ciudadanos cómo van cumplir sus promesas con un agujero económico en las arcas del Gobierno de 417 millones de euros, con un déficit desbocado y con unas perspectivas de crecimiento del 2 por ciento según diversas entidades, muy por debajo del 2,7 por ciento que prevé Armengol”.

Campos ha sostenido que “algo falla en los Acuerdos de Bellver, y no es más que la política de duplicidades y despilfarro del Pacto, algo de lo que todavía no han aprendido. Podemos valorar si las medidas son apropiadas o no, lo que seguro no son es realistas. Y no lo son porque no hay dinero para aplicarlas. Y lo de culpar a Madrid de todo y lo de repetir eso que llaman 'deuda histórica' no vale: han gobernado cuatro años y no pueden escudarse ya ni en la herencia recibida ni el discurso victimista de Madrid nos roba”.

El portavoz parlamentario ha apuntado que en los 200 puntos de los Acuerdos de Bellver no se recoge ni una sola medida en la que se hable de “rebajar tasas e impuestos a los ciudadanos, ni una palabra de gestión y ahorro institucional, mientras que se repite una y otra vez todo lo que se va a hacer pidiendo más dinero al contribuyente o con desquiciados anuncios que sostienen que acabará pagando el Estado”. Al respecto ha matizado que “Armengol y sus socios no entienden que el Estado no es una entidad abstracta, somo todos los contribuyentes, también los de Baleares. Creen que el dinero público es ilimitado y que pueden disponer de él para sus caprichos. De ahí las 200 preguntas que hemos presentado: queremos que Armengol pise con los pies en el suelo y nos explique cómo va a pagar sus 200 maravillosas ocurrencias. Con Armengol hemos ganado una nefasta presidenta y hemos perdido a una brillante vendedora de biblias”.